Sumando conmigo restando sin ti





Un día más
un día menos
depende de para qué los quiero.
Para verte, eso seguro.
Un día más conmigo
un día menos sin ti
un día.
Y así hasta consumir todas las letras
fumármelas en papel de liar,
de abrazos sin dar,
y desaparecer.
Estoy viviendo así,
intermitente
pausada
un poco inerte.
Los recuerdos se van contigo a la deriva
y los mensajes en botellas
que arrullan tus olas
les está entrando el agua.
Se deshacen y nadie los salva.
Aquel día prometiste calma,
prometiste hacerte a un lado y no estorbar
prometiste no ser ni un día más turista
de mis sueños de hojalata
prometiste silencio.
Claro que prometiste
y ahora yo también prometo; 
Que no cambiaré todo aquello 
que dejaste marchar.
Ni los días huracán
Ni las heridas tequila
Ni el cuerpo iceberg
Ni el aplauso a la locura
Pero claro, todo eso era contigo.
Ahora solo tengo un cuerpo para sobrevivir
y días de mierda niebla
las heridas agua
el cuerpo cubito de hielo
y un aplauso a la cordura.
Todo a lo que le dabas sentido
empequeñece.
Se torna simple y diminuto. 

Prometiste calma, 
pero nunca pensé que 
la soledad con uno mismo 
hiciese tanto ruido.